Saltar al contenido

Agotamiento: ¿Lo estás sintiendo también?

29 junio, 2019
exhaustion

 

¿Estás agotado? ¿Te resulta difícil concentrarse? ¿Parece que siempre estás luchando hacia adelante a través de la niebla, y la sola idea de los desafíos que trae cada día te hace querer volver a meterte debajo de las sábanas y fingir que el sol nunca se levantó?

No estas solo. El agotamiento no es un fenómeno nuevo, y en el mundo de hoy, millones sufren en diversos grados de agotamiento mental, emocional y físico. Los médicos han estado estudiando, diagnosticando y tratando este mal durante milenios. La fatiga aguda es una parte innegable de la historia humana. Sin embargo, las tensiones del estilo de vida de hoy no ayudan. El aumento de las demandas de trabajo, las redes sociales y las preocupaciones por el estado de la tierra en general solo contribuyen al agotamiento de energía recurrente para muchos.

Agotamiento en el trabajo

Los síntomas de agotamiento se han convertido en un motivo de preocupación para la seguridad en el lugar de trabajo. Algunas compañías han agregado programas de concientización para tratar de detener las lesiones y enfermedades relacionadas con la fatiga. No solo las carreras físicamente desafiantes, sino también los trabajos mental y emocionalmente estresantes pueden resultar en una disminución de la eficiencia y la pérdida de mano de obra.

Causas de la fatiga en el trabajo

Ser consciente de sus propias limitaciones es una forma de evitar que el agotamiento progrese fuera de control. Los turnos extendidos o rotativos pueden alterar los patrones normales de sueño, lo que resulta en un aumento de los niveles de estrés y niveles más bajos de concentración. En pocas palabras, no dormir lo suficiente puede hacer que estés demasiado cansado para funcionar en la parte superior de tu juego. Incluso sabiendo esto, muchos profesionales se empujarán al punto de ruptura para satisfacer las demandas de su carrera elegida.

Para algunos, las horas de trabajo prolongadas también pueden significar la sobreexposición a niveles peligrosos de ruido, sustancias químicas u otras condiciones peligrosas. El gobierno a menudo requiere que las empresas monitoreen y limiten la exposición por la seguridad de los empleados. Trabajar bajo la influencia de la fatiga extrema puede ser especialmente peligroso para los proveedores de atención de la salud, los socorristas o quienes trabajan con equipos pesados ​​o en la industria alimentaria.

Estos son solo algunos de los lugares de trabajo que deben tratar de reconocer y evitar que el agotamiento comprometa la seguridad de los trabajadores y de aquellos a quienes sirven. La fatiga puede aumentar considerablemente las posibilidades de lesiones en el trabajo, así como las probabilidades de accidentes en el camino hacia y desde el trabajo.

Cómo detener el agotamiento en el trabajo

Para muchos, cambiar o mejorar los horarios de trabajo puede contribuir en gran medida a restaurar los ritmos naturales del cuerpo para dormir y disminuir el estrés. Los cambios razonables ayudan a que el trabajo sea más placentero y las demandas de producción sean más fáciles de satisfacer. Los hábitos alimenticios también pueden mejorar cuando se da el tiempo adecuado para las comidas, lo que aumenta la capacidad del cuerpo para mantener la concentración y los niveles de energía.

Otra forma de ayudar a combatir la fatiga en el lugar de trabajo es proporcionar una iluminación adecuada, controlar los niveles de ruido y mantener los ambientes de trabajo en interiores a una temperatura y humedad cómodas. Los programas para ayudar a lidiar con las relaciones interpersonales en el lugar de trabajo también pueden ser útiles para combatir la fatiga emocional relacionada con el trabajo.

Agotamiento mental y emocional

¿Te sientes continuamente abrumado, agotado tanto física como mentalmente? ¿Parece que nunca podrá superar las demandas de sus responsabilidades o problemas actuales? Es posible que sufras de fatiga mental aguda y, una vez más, no estás solo.

La fatiga mental puede ir acompañada de una sensación de desapego o apatía en el trabajo y en su vida personal. Algunos llaman a este tipo de agotamiento «agotarse». Si bien el término no es oficial, ciertamente puede describir esa sensación de haber agotado todas las capacidades personales para hacer frente de manera creativa y paciente a las demandas incesantes de la vida.

Leyendo los signos

Puede haber una variedad de síntomas de fatiga mental. Diferentes personas manejan el estrés de diferentes maneras, y cada uno tiene su propia manera de mostrar las grietas en su compostura mental. Puede haber signos mentales, emocionales y físicos. Tus amigos pueden notar las señales antes que tú. Algunos signos posibles pueden ser:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Enfado
  • Sentimientos de miedo
  • Dolores de cabeza
  • Malestar estomacal
  • Falta de motivación
  • Cambio de apetito
  • Retiro social

Hay muchos otros síntomas, pero si está experimentando varios de los anteriores, puede ser el momento de actuar por su cuenta o buscar asesoramiento.(5) El estrés diario de criar hijos, ser cuidador a tiempo completo o experimentar una ruptura importante en una relación importante puede desencadenar el agotamiento mental. Hay ayuda en varios niveles, por lo que no tiene que soportar solo.

Darte un descanso

Hay tantas fuentes de alivio como fuentes de estrés. Para evitar que el agotamiento dicte su éxito o fracaso en la vida, es importante identificar su fuente principal o fuentes de fatiga continua. ¿Necesitas considerar un nuevo trabajo? ¿Hay alguien que pueda relevarte de algunas de tus responsabilidades para que puedas tomar un descanso, incluso por unas pocas horas a la semana? Eliminar el factor estresante es la forma número uno de comenzar a recuperarse de la fatiga crónica.

Hay descanso para los cansados

Además de eliminarse de la mayor cantidad posible de ambientes estresantes, o al menos proporcionarse un tiempo de inactividad para descansar y recuperarse, hay otros cambios en el estilo de vida que puede realizar para recuperar la agudeza mental y recargar los niveles de energía. No puedes escapar de todas las presiones de la vida, pero puedes tomar medidas para que tu cuerpo y tu mente puedan manejar lo que pueda venir.

Comer bien

Una forma importante de controlar los sentimientos diarios de cansancio es consumir una dieta equilibrada. Reduzca los bocadillos dulces y los refrescos, el exceso de alcohol o evite muchas comidas. Coma bocadillos saludables o para aliviar el estrés cuando sea necesario, y planifique una dieta rica en todos los nutrientes que su cuerpo necesita para funcionar de la mejor manera.

Ejercicio

El ejercicio es importante para la salud en general. Si es posible, dedique al menos 30 minutos al día a hacer ejercicio, incluso si es solo un paseo bajo el sol. De hecho, los estudios han demostrado que el ejercicio moderado puede aumentar significativamente los niveles de energía, especialmente para aquellos cuyos trabajos y estilo de vida son sedentarios.

Siesta

Tomar una siesta puede ser útil, pero asegúrese de que no interfiera con su hora de acostarse. Es mejor no permitirse una siesta de más de 20 a 30 minutos al comienzo del día. Una siesta puede ser especialmente útil si se encuentra frente a un largo turno de trabajo u otras obligaciones. Acoplar su siesta con bocadillos saludables y ricos en proteínas también puede aumentar su energía durante unas horas adicionales cuando sea necesario.

Revise el estrés en la puerta de su casa.

¿La idea de ir a casa te hace sentir más relajado o más ansioso? Haga de su hogar un ambiente más libre de estrés. Los estudios han demostrado que el espacio vital de una persona puede aumentar o eliminar el estrés. Investiga formas de hacer que tu hogar sea un lugar más tranquilo y relajante. Busque maneras de traer más luz natural. Añadir plantas vivas. Si es necesario, cree un espacio privado que esté fuera del alcance de los demás.

Higiene del sueño

Establecer un horario de sueño constante puede ayudar a aumentar la cantidad y la calidad del descanso durante su tiempo de inactividad. Esto es especialmente importante si trabajas un turno de noche. Destinó a propósito 7.5-8 horas de sueño cada día. Oscurezca la habitación tanto como sea posible y elimine la luz artificial de la TV o dispositivos electrónicos. Puede entrenar a su cuerpo para saber cuándo es el momento de apagarse para dormir. Su cuerpo y su cerebro dependen de este descanso para mantenerse alerta y activo cuando sea necesario.

Pasa un poco de «mi tiempo»

Tómese el tiempo para relajarse con un libro, música o un té de hierbas calmantes, especialmente cerca de la hora de acostarse. Los ejercicios de respiración pueden ayudar a preparar tu cuerpo y tu mente para descansar. Los aceites esenciales pueden ser útiles como inhalantes o para masajes. Un poco de investigación puede ayudarlo a encontrar los aceites más populares para calmar los nervios agotados y aliviar el estrés.

Un poco de ayuda de tus amigos.

Socializar con amigos y familiares también puede ayudar a aliviar el estrés y restaurar la paz mental. Pruebe reuniones pequeñas sin ruidos excesivos ni exigencias de entretenimiento. Es posible que pueda encontrar un grupo de apoyo en su área. El aislamiento es un importante contribuyente a la fatiga mental.

Obtener una opinión profesional

Es importante descartar cualquier posible motivo de salud para la fatiga crónica en curso. Algunos problemas posibles podrían ser:

  • Alta presión sanguínea
  • Anemia
  • Úlceras
  • Tratamientos de cáncer o cáncer.
  • Deficiencia de vitaminas o minerales.
  • Efectos secundarios de los medicamentos.

Es posible que su médico de atención primaria pueda recomendarle diferentes medicamentos para la alergia o cambios en su régimen diario para que vuelva a encarrilarse. Un examen físico regular lo ayudará a usted y a su médico a controlar las señales de advertencia de posibles problemas de salud.

Pensamientos finales

Millones de personas en todo el mundo experimentan fatiga casi debilitante a diario. El agotamiento del alma y el cuerpo es una epidemia mundial. ¿Lo estás sintiendo también? Si es así, debes saber que no estás solo en tus luchas. Los médicos y científicos de todo el mundo continúan investigando formas de ayudar a la humanidad a superar y mantenerse con energía y alerta.

Los remedios naturales son siempre la mejor primera opción. Los cambios simples en el estilo de vida, incluidos la dieta y el ejercicio, pueden ayudar a evitar que el agotamiento afecte gravemente su estilo de vida. Muchas veces, los resultados dependen de usted. Toma tiempo para ti mismo. Construir un grupo de apoyo fuerte y tomar el control de tu vida pueden ser los primeros pasos para volver a ser uno mismo.