Saltar al contenido

10 estrategias esenciales para combatir la diabetes tipo 2

5 julio, 2019
diabetes

La diabetes tipo 2 requiere que usted controle adecuadamente sus niveles de az√ļcar en la sangre y que evite los picos. Esto se debe a que la afecci√≥n lo expone al riesgo de sufrir derrames cerebrales, enfermedades card√≠acas y otras afecciones cr√≥nicas. Estas condiciones son potencialmente mortales y, en la mayor√≠a de los casos, conducen a la muerte del individuo afectado.

Por lo tanto, es importante que lleve un estilo de vida que le asegure evitar complicaciones de la diabetes como las enfermedades del corazón. Este estilo de vida puede incluir consumir alimentos saludables como pescado, huevos, fibras y otros, así como hacer ejercicio, beber mucha agua y más.

Estrategias para combatir la diabetes tipo 2.

1. canela

La canela es una especia dulce que tiene una poderosa actividad antioxidante. Numerosos estudios controlados han revelado que la especia puede reducir los niveles de az√ļcar en la sangre y mejorar la sensibilidad de la insulina. El control a largo plazo de la diabetes tipo 2 normalmente depende de la medici√≥n de la hemoglobina A1c que muestra sus niveles promedio de az√ļcar en la sangre durante dos o tres meses.

En un solo estudio, los pacientes de diabetes tipo 2 que consumieron canela durante tres meses experimentaron una reducción de más de 200 por ciento en la hemoglobina A1c que aquellos que experimentaron la atención estándar. Otros diez estudios descubrieron que la canela también podría reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Además, debe limitar el consumo de canela a menos de una cucharadita por día. Contiene cumarina, que está relacionada con problemas de salud en dosis más altas. Por el contrario, la canela de Ceilán tiene un mínimo de cumarina.

2. Huevos y pescados grasos

Los huevos ofrecen incre√≠bles beneficios para la salud y son ideales para mantenerte lleno durante un per√≠odo prolongado. El consumo regular de huevos puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2, as√≠ como las enfermedades del coraz√≥n. Los huevos reducen la inflamaci√≥n, aumentan sus niveles de colesterol bueno HDL, cambian la forma y el tama√Īo de su colesterol malo LDL y mejoran la sensibilidad de la insulina.

En un estudio en particular, las personas con diabetes tipo 2 que com√≠an dos huevos todos los d√≠as como parte de un r√©gimen rico en prote√≠nas experimentaron mejoras en los niveles de az√ļcar en la sangre y colesterol. Adem√°s, los huevos son una de las mayores fuentes de zeaxantina y lute√≠na, que son antioxidantes que protegen los ojos de las enfermedades.

Solo aseg√ļrate de consumir huevos enteros. Los beneficios del huevo son el resultado de los nutrientes presentes en la yema en comparaci√≥n con el blanco.

Por otro lado, el pescado graso también es muy saludable. La caballa, las anchoas, el salmón, el arenque y las sardinas son fuentes perfectas de los ácidos grasos omega-3 EPA y DHA, que ofrecen excelentes beneficios para el corazón. Obtener estas grasas en cantidades suficientes regularmente es particularmente importante para las personas con diabetes tipo 2 que tienen una alta probabilidad de sufrir un derrame cerebral y una enfermedad cardíaca.

EPA y DHA protegen las c√©lulas que recubren los vasos sangu√≠neos, mejoran el funcionamiento de las arterias despu√©s de una comida y minimizan los marcadores de inflamaci√≥n. Seg√ļn algunos estudios observacionales, las personas que consumen pescado graso regularmente tienen un riesgo reducido de insuficiencia card√≠aca y tienen menos probabilidades de morir de una enfermedad card√≠aca.

También muestra que el pescado tiene un impacto significativo en la reducción de marcadores inflamatorios y triglicéridos en un estudio de dos meses. El pescado también es una excelente fuente de proteínas de alta calidad que aumenta la sensación de saciedad y la tasa metabólica.

3. Utilice aceite extra virgen

El aceite virgen extra es altamente beneficioso para la salud de su corazón. Tiene ácido oleico, que es una grasa monoinsaturada que mejora los niveles de HDL y triglicéridos en personas con diabetes tipo 2. También puede mejorar los niveles de la hormona de la plenitud de GLP-1.

Seg√ļn estudios que investigan sobre diferentes tipos de grasa, se revel√≥ que el aceite de oliva es el √ļnico tipo de grasa con la capacidad de reducir el riesgo de enfermedades del coraz√≥n. El aceite de oliva tambi√©n tiene polifenoles antioxidantes que protegen las c√©lulas que recubren los vasos sangu√≠neos, reducen la presi√≥n arterial, previenen el da√Īo del colesterol LDL por oxidaci√≥n y minimizan la inflamaci√≥n.

El aceite extra virgen no es refinado y tiene los antioxidantes y otros minerales que lo hacen saludable. Aseg√ļrese de comprar aceite extra virgen de una fuente con buena reputaci√≥n, ya que numerosos aceites de oliva se combinan con aceites m√°s baratos como la soya y el ma√≠z.

4. Consumir semillas de lino

Las semillas de lino son alimentos excepcionalmente saludables. Una parte de su fibra insoluble consiste en lignanos que pueden reducir el riesgo de enfermedades card√≠acas y aumentar el control del az√ļcar en la sangre. Un estudio particular que incluy√≥ a individuos con diabetes tipo 2 que consumieron lignanos de linaza durante tres meses observ√≥ un aumento significativo de la hemoglobina A1c en los participantes.

Otro estudio descubrió que las semillas de lino podrían minimizar el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y posiblemente disminuir la dosis de medicamento requerida para la prevención de coágulos de sangre. Las semillas de lino son ricas en fibra viscosa que mejora la salud del intestino, los sentimientos de saciedad y la sensibilidad a la insulina.

Ya que su cuerpo no puede absorber las semillas de lino enteras, aseg√ļrese de molerlas o comprar semillas molidas. Tambi√©n es fundamental mantener las semillas bien selladas en el refrigerador para que no se pongan rancias.

5. Comer Squash

La calabaza es una de las mejores hortalizas saludables para las personas con diabetes tipo 2. Las variedades de calabaza de invierno contienen una cáscara dura e incluyen butternut, calabaza y bellota. Por otro lado, la calabaza de verano contiene una cáscara suave que es comestible e incluye calabaza italiana y calabacín, entre otros.

Al igual que muchas otras verduras, la calabaza tiene antioxidantes beneficiosos. Numerosos tipos de calabazas de invierno tienen altos niveles de zeaxantina y luteína que protegen contra la degeneración macular y las cataratas. Los estudios en animales que involucran extractos de calabaza han mostrado una disminución en los niveles de insulina y la obesidad.

Un estudio particular descubri√≥ que las personas con diabetes tipo 2 que consum√≠an una variedad de calabac√≠n de invierno enfrentaban una reducci√≥n significativa en los niveles de az√ļcar en la sangre. Pero tenga en cuenta que la calabaza de invierno tiene m√°s carbohidratos que la calabaza de verano.

Por ejemplo, una taza de calabaza cocida tiene nueve gramos de almidón digerible, mientras que una taza de calabacín cocido tiene tres gramos de almidón digerible.

6. Controlar la ingesta de carbohidratos

Su cuerpo descompone los carbohidratos en az√ļcares, especialmente la glucosa antes de que la insulina lleve la glucosa a las c√©lulas. Cuando consume un exceso de carbohidratos o tiene niveles bajos de insulina, este proceso no funciona y sus niveles de glucosa en la sangre aumentan. Pero hay muchas cosas que puedes hacer al respecto.

De acuerdo con la Asociaci√≥n Americana de Diabetes, se recomienda que controle su consumo de carbohidratos mediante el uso de un sistema de intercambio de alimentos o cont√°ndolos. Los estudios han demostrado que estos m√©todos pueden ayudar a las personas con diabetes tipo 2 a planificar sus comidas correctamente. A su vez, ayuda a mejorar el control del az√ļcar en la sangre.

Numerosos estudios tambi√©n revelan que una dieta baja en carbohidratos ayuda a reducir los niveles de az√ļcar en la sangre y evita los picos en el az√ļcar en la sangre. Adem√°s, una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a controlar los niveles de az√ļcar en la sangre a largo plazo.

7. Entrenar regularmente

Ejercicio regular puede ayudarlo a perder peso y aumentar la sensibilidad de su insulina para ayudarlo a combatir la diabetes tipo 2. El aumento de la sensibilidad de su insulina significa que sus c√©lulas pueden utilizar mejor el az√ļcar disponible en el torrente sangu√≠neo. El ejercicio tambi√©n ayuda a los m√ļsculos a utilizar el az√ļcar en la sangre para la contracci√≥n muscular y la energ√≠a.

En caso de que tenga problemas con el control de su nivel de az√ļcar en la sangre, debe verificar sus niveles de forma rutinaria. Esto lo ayudar√° a aprender c√≥mo responder a diversas actividades y evitar los picos de sus niveles de az√ļcar en la sangre. Las formas excelentes de ejercicio incluyen levantamiento de pesas, correr, bailar, nadar, caminar a paso ligero, andar en bicicleta, hacer caminatas y m√°s.

8. Beber mucha agua

Beber suficiente agua puede ayudarlo a mantener sus niveles de az√ļcar en la sangre dentro de l√≠mites saludables. Evitar√° la deshidrataci√≥n. Adem√°s, tambi√©n evitar√° que sus ri√Īones enjuagen el az√ļcar en la sangre extra a trav√©s de la orina.

La investigaci√≥n muestra que las personas con diabetes tipo 2 que beben mucha agua tienen un riesgo m√≠nimo de desarrollar altos niveles de az√ļcar en la sangre. La ingesta regular de agua rehidrata su sangre, reduce el riesgo de diabetes tipo 2 y disminuye los niveles de az√ļcar en la sangre.

Recuerde que necesita rehidratarse con bebidas no calóricas si desea un cambio de agua. Las bebidas azucaradas aumentan la glucosa en la sangre, el riesgo de diabetes y el aumento de peso.

9. Controlar los niveles de estrés

El estr√©s puede afectar sus niveles de az√ļcar en la sangre. Las hormonas como el cortisol y el glucag√≥n se secretan cuando usted est√° estresado. A su vez, estas hormonas provocan un aumento del az√ļcar en la sangre. Seg√ļn la investigaci√≥n, la meditaci√≥n y la relajaci√≥n minimizan cr√≠ticamente el estr√©s y reducen los niveles de az√ļcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2.

Los ejercicios y los métodos de relajación, como la reducción del estrés basada en la atención plena y el yoga, también pueden corregir los problemas de la secreción de insulina en la diabetes crónica.

10. Obtener suficiente sue√Īo

Dormir lo suficiente se siente bien y es necesario para una salud √≥ptima. La falta de descanso y los malos h√°bitos de sue√Īo tambi√©n afectan los niveles de az√ļcar en la sangre y la sensibilidad de la insulina. Tambi√©n pueden promover el aumento de peso y aumentar el apetito.

La privaci√≥n del sue√Īo aumenta los niveles de cortisol y reduce la liberaci√≥n de la hormona de crecimiento. Ambos juegan un papel cr√≠tico en el control del az√ļcar en la sangre.

Por otra parte, el buen sue√Īo se trata de calidad y cantidad. Es aconsejable obtener una cantidad suficiente de sue√Īo de alta calidad cada noche.

Puedes manejar la diabetes tipo 2 con ayuda

Muchas personas ignoran la importancia de un estilo de vida saludable hasta que contraen diabetes tipo 2. Un paciente de la enfermedad no solo deberá consumir los alimentos saludables que se mencionan en este artículo, sino que también tendrá que vivir una vida libre de estrés, dormir más, hacer mucho ejercicio y beber mucha agua.

Emprender estas estrategias cuando no se tiene la condici√≥n es a√ļn mejor, ya que mantendr√° la diabetes a raya.